El sector del ‘ladrillo’ generará dos millones de empleos tras la crisis

La crisis sanitaria global que estamos viviendo provocada por el coronavirus ha puesto nuestros cimientos patas arriba y la sociedad se pregunta cuáles son los sectores que más van a sufrir esta crisis y los que menos. Según los expertos, el sector inmobiliario, salvo excepciones como en retail y hotelero que lo van a notar más, el resto de segmentos podrían afrontar bien esta crisis y salir, incluso, reforzados como es el caso del sector residencial.

¿Podrá ser el sector residencial y de la construcción ser la locomotora de la actividad económica en España tras el Covid-19?. Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de Asprima, APCE y Vía Ágora lo tiene claro. «Por supuesto que sí. El sector inmobiliario residencial tiene hoy en día la capacidad de generar puestos de trabajo y actividad de la forma más rápida que ningún otro sector. Durante el boom inmobiliario este sector llegó a generar 2,5 millones de puestos de trabajo y ahora da empleo a 1,3 millones», explica el directivo.

«Esos trabajadores que hemos perdido tras la crisis financiera del 2008 y que se fueron al sector servicios y de turismo, volverán, porque el turismo será uno de los sectores que más tardará en reactivarse. Toda esa mano de obra volverá al sector inmobiliario y también nuevos empleos que se van a crear por el compromiso de descarbonización de la UE para 2050, que hará que rehabilitemos el parque de viviendas para conseguir cero emisiones de gases. Todo este empleo podría hacer que tengamos entre 1,5 y 2 millones de trabajadores en el sector», apunta Gómez-Pintado.

Ignacio de la Torre, economista jefe de Arcano Partners, también apoya esta idea y piensa que puede ser la locomotora porque el sector residencial está operando a una velocidad que no es ni la mitad de lo que sería una velocidad normal porque no ha llegado a los niveles de actividad que tuvo en 2004, 2005 y 2006. «Creo que normalizar la actividad residencial y volver a construir 200.000 viviendas al año generará trabajo de forma rápida y es lo mejor que se podría hacer para reactivar la economía, sin embargo, para llegar a ese nivel hace falta que haya una colaboración público-privada».

Los bancos son parte de la solución a esta crisis y Daniel Caballero, director de negocio inmobiliario de CaixaBank, nos explica la situación financiera que nos vamos a encontrar tras la crisis. «El inmobiliario será el sector que más rápido se recupere, si lo comparamos con otros como el turismo, porque tiene la fortaleza de tirar de la economía de España. Es un sector con unos fundamentales muy sólidos».

«Tenemos margen para construir más viviendas y esto generará empleo. Y en cuanto a la demanda, es solvente y los hogares están poco endeudados, por lo que vemos un sector con fortaleza».

Colaboración público privada

¿Qué propuestas se deberían poner en marcha desde la Administración Pública y el sector privado para que el sector inmobiliario sea la locomotora de la actividad económica en España?. Ignacio de la Torre propone implantar en España un programa de apoyo a la demanda parecido al que aprobó el Gobierno Británico que se llama «Ayuda a la Compra» (Help to Buy).

«A través de este programa se evita el primer freno que tiene una pareja joven al comprar una vivienda y es que no puede pagar el 20% de la compra de la vivienda que no le da el banco. Por eso el Gobierno Británico lo que ha hecho es que el banco le da el 100% y el banco público avala ese 20%, porque al final son parejas que no tienen esos ahorros pero sí pueden pagar una hipoteca». Según el directivo, con esta medida se ha logrado aumentar la compra de nuevas viviendas y facilitar el acceso de los jóvenes a su primera vivienda, a través de avales del Estado. «Además, esta medida no conlleva coste al Estado, al no computar como deuda y en España podría dinamizar este mercado y que los jóvenes puedan acceder a una vivienda», concreta.

El sector demanda avales y líneas de crédito para estimar la compra de primera vivienda

Para mejorar el acceso a la vivienda y, por tanto, incrementar la compraventa, es muy importante la aprobación de avales y líneas de crédito en los préstamos de primera vivienda que estimulen la compra. En materia fiscal, la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE) también solicita la reducción al 4% del IVA para la compra de primera vivienda, tanto libre como de cualquier tipo de protección, y modificar el IVA de las cesiones de suelo con derecho de superficie, permitiendo que sea el súper reducido (4%), o por lo menos el reducido (10%). Asimismo, recuperar deducciones en el IRPF, como la deducción por inversión en vivienda habitual, y también deducciones fiscales para los arrendatarios, eliminadas en 2012 y 2013.

Gómez-Pintado piensa que no tenemos que inventar nada nuevo solo tenemos que mirar a otros países que ya han puesto medidas para reactivar la demanda.

Fuente: Eleconomista.es Inmocin Fund