La fiebre por el capital riesgo de largo plazo no decae: Blackstone capta 4.500 millones más

La gestora hace un primer cierre en el nuevo fondo con esta estrategia. La crisis del Covid-19 puede fortalecer esta estrategia incipiente del ‘private equity’.

Inversiones más longevas y con riesgo y rentabilidad inferiores. Si alguien consideraba que esta estrategia incipiente contradecía la propia naturaleza del private equity y, por tanto, tenía los días contados, se equivocó. Los pesos pesados de la industria no solo se han probado en este nuevo enfoque, sino que empiezan a afianzarse en este tipo de proyectos, con segundas y terceras generaciones de fondos de largo plazo. Blackstone es el último gigante que ha revalidado la apuesta.

La gestora estadounidense, una de las grandes pioneras del sector, avanza en la puesta a punto de un nuevo vehículo dentro de dicha categoría. Después de haber testado la viabilidad de esta propuesta con Blackstone Core Equity Partners I -cerrado en 2017 después de atraer unos 5.000 millones de dólares (en torno a 4.650 millones de euros) con él-, ya está preparada para echar a rodar el fondo continuador: Blackstone Core Equity Partners II.

En la presentación de resultados relativa al primer trimestre del año divulgada el pasado jueves, la entidad que dirige Stephen A. Schwarzman señala que en este periodo ha alcanzado un cierre inicial del nuevo fondo de largo plazo, asegurando una captación de 4.800 millones de dólares (casi 4.500 millones de euros). Blackstone lanzó este vehículo al mercado a finales de 2019 con un propósito de recaudación parecido al del fondo predecesor, según explicaron entonces fuentes del mercado.

Las cifras anunciadas por la gestora y las favorables perspectivas que envuelven este enfoque de inversión apuntan a que Blackstone no tendrá problemas para conseguir el importe perseguido, incluso rebasarlo. Si el apetito por el capital riesgo de largo plazo era creciente antes del Covid-19, ahora esta crisis puede fortalecerlo todavía más, anticipan expertos de la industria. El concepto en el que se basa esta estrategia ofrece mayor seguridad y hay algunos partícipes que, ante la adversidad actual y pasado el primer impacto, pueden encontrar refugio en ella, afirman.

Concepto

Estos vehículos de largo plazo ponen el foco de atención en un tipo de compañía que implica menor riesgo. Grupos consolidados -con ingresos y beneficios estabilizados- que no albergan tantas posibilidades de expansión, pero donde la inversión encuentra mayores garantías y se hace por un periodo más extenso -en torno a 15 años, frente a los cinco años habituales de los fondos de private equity tradicional-, algo que ayuda a reducir la exposición al ciclo y la volatilidad. A cambio de esta seguridad, la rentabilidad prometida es inferior: tratan de conseguir una TIR (tasa interna de retorno) de entre el 12% y el 18% anual (entre la horquilla del 10%-12% de los fondos de infraestructuras y la TIR habitual del capital riesgo del 18%-20%).

Este planteamiento ha ganado muchos adeptos en los últimos años, sobre todo entre inversores institucionales (fondos de pensiones, aseguradoras…), que bien por convicción o bien por imposición regulatoria tienen aversión al riesgo, pero que necesitan generar retornos en un contexto de bajos tipos de interés que penaliza los activos convencionales. Esto ha provocado que los pesos pesados de la industria del private equity hayan armado proyectos de este tipo para ganar ángulo de mercado, contribuyendo, así, a impulsar la tendencia.

Además de Blackstone, la entidad británica CVC cerró el año pasado el vehículo Strategic Opportunities II, dotado con 4.600 millones de euros. Y en 2018 fue la estadounidense KKR la que recaudó 8.500 millones de dólares (unos 7.500 millones de euros) con el bautizado Core Investment. Éstas son las tres gestoras que más recursos han atraído para esta estrategia. Otras entidades que también han lanzado fondos de largo plazo son Carlyle, Vista Equity Partners, Partners Group, Core Equity Holdings o Cove Hill Partners.

Fuente: Expansion Inmocin Fund