Nace ASVAL, la primera asociación de propietarios de viviendas en alquiler con 30.000 casas El objetivo es que el parque de viviendas en alquiler alcance el 30% del total en España

En un momento en que el porcentaje de viviendas en alquiler en España supera el 20% del parque de inmuebles, nace ASVAL, la primera asociación que reúne a propietarios particulares y profesionales que se dedican al alquiler de casas, para impulsar este mercado y ser una voz autorizada ante organismos públicos. 

Con un volumen de 30.000 viviendas en alquiler distribuidas por toda España, ASVAL (Asociación de propietarios de viviendas en alquiler) está formada por arrendadores particulares y empresas del calibre de AresTesta HomesAlbirana Properties (la socimi de alquiler de Blackstone), Locare, la gestora del fondo Tectum, la promotora catalana La llave de oro y Aedas Homes.

Detrás de ASVAL está Joan Clos, ex ministro de Industria y ex alcalde de la ciudad de Barcelona, que preside esta asociación tras una larga experiencia en el sector residencial al haber sido director ejecutivo de ONU-Habitat. De hecho, en una de sus apariciones en inmonext (las jornadas inmobiliarias de referencia de idealista) Clos aseguró que «el gran reto asociado a la nueva economía es replantear la gestión del urbanismo, la movilidad, los servicios básicos, la creación de suelo y el acceso a la vivienda «. Y es este último punto es el eslogan de la asociación: crear vivienda en alquiler asequible.

inmocin

Clos cuenta con Beatriz Toribio, una de las analistas inmobiliarias más conocidas del sector, como directora general de la asociación. Tras haber sido durante siete años jefa de estudios de Fotocasa, Toribio desembarca en este nuevo proyecto con la idea de promover el desarrollo del alquiler en España. Su objetivo es pasar del 22-23% de población en alquiler a subir al 30% de tasa en arrendamientos, porcentajes similares a los que hay en países europeos como Reino Unido o Alemania.

Uno de los principales pilares de ASVAL es apostar no sólo por el desarrollo del alquiler social o del alquiler de vivienda libre, sino también por la colaboración público-privada, de tal manera que se promueva vivienda asequible. Y una de las fórmulas a estudiar es el desarrollo de pisos en suelo público por parte de una empresa privada que tenga la concesión de la gestión de los alquileres durante un determinado periodo de tiempo (50-70-90 años).

Otro pilar fundamental de la asociación es representar a los pequeños propietarios particulares. De hecho, van a estar representados en la Junta General de ASVAL. “Pretendemos dar cabida a todos los agentes que tienen relación con la falta de vivienda, tanto el propietario de una o dos viviendas, como a grandes propietarios con amplias carteras o socimis”, señala Beatriz Toribio.

Por último, otro objetivo que tienen sobre la mesa es ser el interlocutor de los arrendadores de España con las administraciones públicas para buscar soluciones desde el punto de vista regulatorio y que esas medidas sean lo más consensuadas posible.

Idealista news Inmocin Alquiler