Guía para comprar una casa en plena crisis del coronavirus Sólo se cerrarán ante notario las operaciones de extrema urgencia

Comprar vivienda en plena crisis del coronavirus

  • Los portales inmobiliarios siguen 100% disponibles en todos sus formatos (web, móvil, apps) por lo que es un momento ideal para aprovechar todas sus ventajas (fotos, descripciones, detalles, etc.) y hacer una lista de inmuebles que te gustan o interesan. Puedes usar herramientas de guardar búsquedas y favoritos.
  • Puedes contactar con los vendedores, de hecho, es muy recomendable hacerlo. Aunque no puedas visitar el piso, sí puedes resolver dudas que te permitan conocer mejor la vivienda: la inmobiliaria o el propietario te pueden enviar más fotos, aclarar el estado de la vivienda o su disponibilidad, darte más información que no esté detallada en el anuncio… incluso si el precio es negociable .
  • Si además contactas con una inmobiliaria, ésta te puede indicar otros inmuebles que se parezcan a lo que estás buscando.
  • Si te interesa de verdad, avanza más en conocer el inmueble: puedes sacar una nota simple de la vivienda, preguntar por los gastos de comunidad o si tiene alguna derrama actual o prevista, etc.
  • Si no conoces bien la zona, puedes indagar sobre la misma: qué servicios públicos tiene, gimnasios, transportes, supermercados… una parte fundamental de la decisión de compra de un piso es su entorno.
  • Haz números sobre lo que te supone la compra, no solamente el desembolso sino también la cuota hipotecaria (de esto hablamos más adelante), coste de la mudanza, compra de muebles, reforma si es necesaria…
  • Es importante saber que, si la compra de la casa se hace sin hipoteca, es posible evitar la firma ante notario: la compraventa de una vivienda se puede hacer en documento privado y elevarlo a público más adelante (ante notario). No obstante, no es recomendable por las menores garantías y seguridad que ofrece un acuerdo entre partes sin la intervención notarial, pero puede ser algo temporal hasta elevarlo a escritura pública. 

Comprar vivienda con hipoteca en plena crisis de coraonavirus

  • Utiliza un simulador para ver cuál es la cuota que más se adecúa a tus necesidades.
  • Puedes incluso comparar diferentes ofertas de bancos, e incluso realizar una solicitud online para saber si el banco te concedería la hipoteca. Pero recuerda, los bancos no dan aprobaciones 100% válidas hasta que comprueban todos tus datos con documentación y se realiza la tasación de la vivienda. Incluso muchos no tienen un precio inicial, sino que hacen trajes a medida en función de cada cliente.
  • Tanto si ya tienes la vivienda acordada, como si aún no te has decidido por un piso concreto, puedes iniciar una solicitud de hipoteca. Servicios como el de idealista/hipotecas te permiten enviar la solicitud a varios bancos sin moverte de casa, sin coste ni compromiso alguno, y esto te puede ayudar a ganar tiempo. Incluso puedes hablar con los gestores de los bancos en remoto, para que te ayuden a entender mejor sus ofertas y las compares.
  • Las tasadoras siguen funcionando, aunque tengan alguna limitación a la hora de visitar las viviendas, por lo que, si ya te has decidido por una entidad, puedes avanzar en esta parte del proceso, que suele demorarse unos días.
  • Por último, la formalización: ésta es la parte donde el proceso actualmente está más atascado, por un lado, porque la mayoría de los bancos exigen la apertura de cuentas y firma de otros documentos que no tienen un proceso digitalizado en remoto, y por otro porque las notarías solamente pueden actuar en casos de urgencia demostrada, y siempre bajo cita previa.

“A pesar de la situación de confinamiento que vivimos, desde casa podemos hacer muchas cosas para avanzar en la búsqueda de nuestro nuevo hogar; solamente tenemos que aprovecharnos de las herramientas y los profesionales disponibles”, sentencia Juan Villén, responsable de idealista/hipotecas.

Noticias idealista news Inmocin finanzas

Nuevas tendencias que trae la crisis del Coronavirus

Oficina

El teletrabajo y las oficinas flexibles. Se ha demostrado en estos primeros días que el teletrabajo es una solución adecuada cuando se está fuera de la oficina. Las empresas que estaban preparadas lo han confirmado y las que no, se pusieron a tono rápidamente, frente al riesgo de perder la única vía de mantener vivo el negocio.

Una vez superada esta primera barrera, el día a día demuestra que el teletrabajo es ineficiente para muchas actividades. Muchas tareas de back office podrían desarrollarse, pero en la labor comercial y de servicios, nada supera la relación personal, el verse cara a cara con los clientes y la interacción entre diferentes disciplinas dentro de la empresa para llevar adelante un proyecto. Las oficinas son y serán irreemplazables como el lugar de trabajo, y más aún después de haber vivido obligados la ineficiencia del teletrabajo, estaremos deseando volver cuanto antes a nuestro ámbito laboral natural.

Es demasiado prematuro aventurar el comportamiento de las rentas y la demanda cuando los mercados puedan volver a normalidad. El teletrabajo dará un paso adelante como un cambio cultural, aunque solo para situaciones particulares. Las oficinas seguirán siendo un activo muy defensivo, aunque seguramente habrá también un avance en las condiciones de los contratos. Poco a poco, la flexibilidad en la duración de los contratos se irá imponiendo, y creo que podremos ver parte de los edificios dedicados a estos contratos de menor plazo, una lección aprendida de los coWorking.

ecommerce inmocin

El eCommerce y el sector retail. La fuerza del eCommerce como una tendencia no es una novedad. La nueva realidad que impone el confinamiento es que pasa a ser un elemento indispensable frente a las restricciones del comercio. Si es una novedad para aquella parte de la población que se negaba a utilizarlo y que, por fuerza, ha aprendido las ventajas de esta manera de consumir. Es un descubrimiento que implica un nuevo escalón en el porcentaje de ventas que se realiza por este canal, y que muy probablemente se sostenga una vez que retornemos a la vida normalizada. Si antes de la pandemia en España el 5% de las ventas se realizaban a través del eCommerce, muy probablemente después se estabilice en niveles cercanos al 10%, lejos todavía del 17% de Reino unido o del 15% de Alemania.

noticia Brainsre inmocin teletrabajo y Ecommerce